#UnDíaComoHoy 1946: Nace Silvio Rodríguez, uno de los principales exponentes de la ‘Nueva Trova Cubana’

Publicidad

Silvio Rodríguez Domínguez nació en el seno de una familia campesina el 29 de noviembre de 1946, en San Antonio de Los Baños, un pueblo ubicado en un valle fértil de la provincia de La Habana, Cuba, una zona predominantemente tabacalera.

Su abuelo fue tabaquero, su padre, Víctor Rodríguez, un campesino liberal y de ideas socialistas, y su madre, Argelia Domínguez, una peluquera. La afición de Silvio por la música le vino por su progenitora, quien se pasaba el día cantando boleros y sones; hasta lo dormía con canciones de la trova.

Silvio Rodríguez también ha sido alfabetizador, empleado gastronómico, dibujante y soldado. Laboró en la televisión cubana y formó parte del Grupo de Experimentación Sonora del Instituto Cubano de las Artes y de la Industria Cinematográfica (ICAIC), donde hizo música para el Séptimo Arte.

Parte de esas grabaciones fueron recopiladas en discos como Cuando digo futuro y Memorias. Ahí fue donde grabó sus primeras producciones y canciones, aunque comenzó a escribir poemas a los siete u ocho años.

En la revista Mella dibujó una historieta llamada El hueco, con textos profundos de Norberto Fuentes.

Allí también aprendió los primeros acordes de guitarra con su compañero Lázaro Fundora. A los 16 años retomó los estudios de piano, pero los abandonó de nuevo cuando fue llamado al Servicio Militar Obligatorio, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Después se compró una guitarra y fue en el Ejército donde aprendió a tocarla. A partir de ese momento no abandonó jamás dicho instrumento y tampoco dejó de escribir poemas; asimismo, compuso algunos relatos.

Entre 1964 y 1965 escribió sus primeras canciones y en 1967 debutó en el programa de televisión Música y estrellas.

Su primera actuación fue en el Museo de Bellas Artes y por esa época hizo un dueto con Luis López, con quien interpretó sus cortes. Así, se presentaron en dos ocasiones en festivales de aficionados de la FAR y aunque no resultaron premiados, fueron felicitados.

En 1975, cuando llevaba ocho años de profesional y había compuesto cientos de canciones, grabó su primer disco en solitario titulado Días y flores. También formó parte del Movimiento de la Nueva Trova, reconocida en el mundo.

Además de tener la capacidad de atraer a todo tipo de público, Rodríguez colaboró con un gran número de cantantes y músicos internacionales.

Otros de sus discos son: Mujeres, Rabo de nube, Unicornio, Tríptico volumen uno, dos y tres, Causas y azares, Oh, melancolía, Silvio Rodríguez en Chile, Mano a mano, Rodríguez y El hombre extraño, Descartes, Mariposas, Expedición y Cita con ángeles, entre otros.

El 20 de noviembre de 2006 se presentó en un mitin político, que se desarrolló en el Zócalo de la Ciudad de México, donde cantó algunas de sus composiciones, pese al intenso frío que se sintió ese día.

Los días 25 y 26 de ese mismo mes el cantautor fue homenajeado en Cuba por más de 40 trovadores, entre ellos, Gerardo Alfonso, Erick Sánchez, Vicente Feliú y Frank Delgado, quienes festejaron por adelantado con canciones su cumpleaños número 60 en un pequeño escenario instalado en el patio del Centro Pablo de la Torriente de La Habana Vieja.

En 2007, realizó una gira por México, Chile, Perú, República Dominicana y por primera vez tres países de Centroamérica: El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

En septiembre de 2009 intervino en el concierto “Paz sin fronteras”, que se realizó en La Habana, y en el que participaron Juanes, Miguel Bosé y Amaury Pérez, entre otros, además de ser objeto de homenaje por artistas venezolanos y cubanos en el Museo de Bellas Artes, en Caracas.

En 2010, Rodríguez lanzó un blog titulado Segunda cita, donde comenzó a publicar su bitácora personal en línea, que el autor utiliza como espacio para comentar acerca de temas históricos, deportivos, políticos y culturales.

En ese mismo año fue presentado el libro Silvio, aprendiz de brujo, una investigación del periodista mexicano Eduardo Valtierra; en días anteriores a ese suceso, Rodríguez fue honrado por el Premio de las Artes que le confirió el Fondo Cultural Alianza Boliviana para los Pueblos de Nuestra América.

Un año después, el cantautor realizó una gira de conciertos para promocionar su álbum Segunda cita.

En 2012, ofreció un gran concierto en Chile, donde interpretó sus grandes éxitos como Mujeres, En estos días, El necio, Crisis, El gigante, entre otras.

Al año siguiente, el músico realizó una serie de conciertos en diversos lugares de México como Toluca, Estado de México; Guadalajara, Jalisco; Puebla y el Distrito Federal, donde deleitó a miles de fanáticos con su grandes éxitos.

Asimismo, recibió un homenaje en Bolivia, donde una constelación de músicos, cantautores y compositores se dieron cita en las instalaciones del Teatro Municipal Alberto Saavedra.

Publicidad