#PuntoDeVista Norman Mailer

Publicidad

1382713788619.cached.jpg

Una convención política es, después de todo, no una reunión de la junta directiva de una corporación, sino una fiesta, un carnaval, cerdos revolcándose, caballos bufando, bandas de música tocando, tertulias medievales llenas de voces y gritos de avaricia, lujuria, reunión, enemistad, venganza, conciliación, agitadores, peleas a puño cerrado (solía ser), abrazos, borrachos (una vez más, como solía ser) y ríos colectivos de sudor animal. – Norman Mailer

Publicidad