La verdad… o por lo menos la verdad parcialmente. [Tercera parte]

Publicidad


Tercera parte [La “temida” estructura]

 

Cuando las fricciones con Ernesto Muyshondt y mi persona empezaron [oct 2012] yo empecé a recopilar datos de todos los de aquel partido [ARENA]. Tenía acceso a ciertas cosas, y a las que no tenía acceso había que encontrar la manera [métodos no ortodoxos] de obtener toda la información y archivarla encriptada y en lugares seguros.

En aquel entonces logré obtener mucha información, de hecho fue por la misma razón que la estructura me necesitaba. Mi rol en la estructura fue de inteligencia y de validación de información.

Todos los jueves nos reuníamos virtualmente para planificar el siguiente ataque en contra de ARENA. Evaluábamos los cursos de acción a seguir y escogíamos el que más impacto y daño le haría a los del Bloque Hegemónico Empresarial.

Reventábamos toda la información los día lunes mediante diferentes plataformas. A las horas que habíamos reventado la información había que medir qué tanto impacto había tenido nuestra investigación. Había una pequeña reunión virtual los martes para ver los daños que habíamos hecho y el curso de acción a tomar para el siguiente ataque.

Vale aclarar que el payaso nunca estuvo esas reuniones virtuales, al payaso solo se le pasaba el material a reventar y muchas veces hasta se le redactaba lo que tenía que poner en sus tuits ya que la ortografía y la redacción del payaso daba lástima.

Llegamos a ser una estructura “temida” por el Bloque Hegemónico Empresarial a tal punto que decidimos abrir otra plataforma para reventar información los días miércoles. Los Areneros estaban bien pendientes de nuestras publicaciones.

Inicialmente el objetivo era exponer a todos los miembros de la oligarquía rancia y su doble moral, pero teníamos como objetivo principal hacer mierda a Ernesto Muyshondt, a Norman Quijano y a Jorge Velado.

Por cierto a finales de julio del 2013 una “cuadrilla” de pandilleros de la 18R fueron contratados “por alguien de la cúpula de ARENA” para que “se me eliminara a como dé lugar” por la filtración de los audios de exdiputado Zamora. Es por eso que en agosto del 2013 sufrí un atentado en contra de mi vida en la cual solo salí con una herida de bala en la pierna izquierda. La bala entró por el muslo izquierdo, atravesó el fémur y salió por un costado de la pierna. Yo tenia indicios de que Ernesto Muyshondt junto con Luers tenían nexos con las pandillas, específicamente los de la 18. [Logre demostrarle al mundo entero que esto era cierto con un tal video filtrado donde el sale negociando con terroristas]. Días después del incidente me habló el Fiscal Arriaza y me mostró que habían capturado a unos pandilleros de la 18R, me mostró fotos y me mostró el vaciado del celular de uno de los pandilleros donde tenían mi foto y que me habían estado dando seguimiento. Mi caso quedó archivado en la FGR [como cosa rara], y es hora que no se sabe nada más de ese incidente.

 

Ernesto Muyshondt nunca sospecho que esta estructura era operada y financiada por un peso pesado de la izquierda. Ernesto culpaba a Elías Antonio Saca [de hecho creo que el muy imbécil lo sigue haciendo].

En la estructura contábamos con inteligencia de primer nivel, teníamos infiltrados en todas partes y acabamos mediante nuestras plataformas a los del Bloque Hegemónico Empresarial. Tuvimos acceso a una reunión en la cual Ricardo Poma golpeó la mesa y dijo que “de cambiar de candidato a estas alturas era un suicidio político”. Poma en este caso se refería a Norman Quijano. Era junio del 2013, ya habían escogido [al dedazo] a Norman como su fórmula presidencial.

Ernesto Muyshondt cuando se le daba la oportunidad en medios televisivos, radiales, prensa o en digital nunca desaprovechó la oportunidad para difamar, desacreditar a mi persona. Es más yo llegue a ser [según él] “una roncha” para ARENA, yo diría que con la estructura llegamos a ser un caso severo de hemorroides en el culo del Bloque Hegemónico Empresarial.

Ahora que ya teníamos de rodillas a la oligarquía venía la siguiente fase: las elecciones presidenciales.

Pendientes con la cuarta parte…

Publicidad