Ciberataque ruso en elecciones de EEUU es más grande de lo que se creía

Publicidad

Los hackers de Rusia atacaron sistemas electorales en un total de 39 estados, de acuerdo con Bloomberg, que cita a una persona con conocimiento directo en la investigación de Estados Unidos.

El  ciberataque ruso en el sistema electoral de Estados Unidos antes de la elección de  Donald Trump fue mucho más grande de lo que se ha revelado públicamente, incluyendo incursiones en bases de datos de votantes y sistemas de software en casi el doble de los estados que se informaron anteriormente.

En Illinois, los investigadores encontraron evidencia de que los intrusos cibernéticos intentaron borrar o alterar los datos de los votantes estadounidenses. Los hackers accedieron al software diseñado para ser utilizado por los trabajadores electorales el día de las elecciones, y en al menos un estado accedieron a una base de datos de financiamiento de campaña.

Los detalles de la ola de ataques, en el verano y en el otoño de 2016, fueron proporcionados por tres personas con conocimiento directo en la investigación de EU en la materia.

Los  hackers rusos atacaron sistemas en un total de 39 estados, dijo una de las personas.

El alcance y la sofisticación preocuparon tanto a los funcionarios de la administración de Barack Obama, que tomaron un paso sin precedentes -quejándose directamente con Moscú sobre un moderno ‘teléfono rojo’.

En octubre, dos de las personas dijeron, la Casa Blanca contactó al Kremlin, en una conversación extraoficial, para ofrecer documentos detallados de lo que decía era el papel de Rusia en la intromisión electoral y para advertir que los ataques arriesgaban el inicio de un conflicto más amplio.

Publicidad