Un misil norcoreano sobrevuela Japón en un largo recorrido

Publicidad

Seúl, Corea del Sur: Corea del Norte lanzó un misil balístico el viernes en su vuelo de prueba más largo hasta la fecha, con un proyectil de mediano alcance que sobrevoló Japón y se estrelló en el norte del Océano Pacífico. El lanzamiento sobre un país aliado de Estados Unidos transmitía tanto un desafío a sus rivales como un gran avance tecnológico.

Desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó a Pyongyang con “fuego y furia” en agosto, el país ha realizado su ensayo nuclear más potente hasta la fecha, amenazado con enviar misiles a las aguas en torno al territorio estadounidense de Guam en el Pacífico y lanzado dos misiles de creciente alcance sobre Japón.

En julio realizó sus primeras pruebas de misiles balísticos intercontinentales capaces de alcanzar el territorio continental estadounidense cuando sean perfeccionados.

La creciente frecuencia, potencia y confianza mostrada por estas pruebas parecía confirmar lo que los gobiernos y expertos externos temen desde hace tiempo: Corea del Norte está más cerca que nunca a su objetivo de construir un arsenal militar que pueda atacar tanto a las tropas estadounidenses en Asia como el territorio de Estados Unidos.

A su vez, esto daría más libertad militar a Corea del Norte en la región al plantear dudas en Seúl y Tokio a que Washington esté dispuesta a arriesgarse a la aniquilación de una ciudad estadounidense para proteger a sus aliados asiáticos.

El misil recorrió unos 3.700 kilómetros (2.300 millas) y alcanzó una altura máxima de 770 kilómetros (478 millas), indicó el Estado Mayor Conjunto surcoreano. Guam, que acoge importantes activos militares estadounidenses, se encuentra a 3.400 kilómetros (2.112 millas) de Corea del Norte.

Pyongyang ha reiterado su intención de continuar estas pruebas ante lo que describe como hostilidad de Estados Unidos, refiriéndose a la presencia de casi 80.000 soldados estadounidenses estacionados en Japón y Corea del Sur.

La diplomacia internacional sobre el asunto lleva años estancada y hay pocos indicios de que los gobernantes de Pyongyang y Washington puedan sentarse a debatir formas de frenar el decidido avance de Corea del Norte hacia el grupo de potencias nucleares del mundo.

La prueba del viernes, que según Seúl fue el 19no lanzamiento de un misil balístico desde Corea del Norte este año, activó sirenas y mensajes de advertencia en el norte de Japón pero no causó daños aparentes en aeronaves ni barcos. Fue el segundo misil lanzado sobre Japón en menos de un mes.

Fue recibida con la indignación habitual. El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ordenó una maniobra militar de misiles balísticos con fuego real como respuestas y pidió al gobierno que tomara medidas “firmes” para disuadir de futuras provocaciones.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y el secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, tacharon el lanzamiento norcoreano de acto imprudente. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas programó una reunión a puerta cerrada para el viernes por la tarde en Nueva York.

Con información de AP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Publicidad

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*