El hijo del asesinado expresidente de Yemen pide venganza

Publicidad

El hijo del expresidente de Yemen Ali Abdullah Saleh ha pedido revancha contra el movimiento armado hutí que mató al veterano líder después de cambiar de bando en la guerra civil, informó el martes el canal de televisión al-Ekbariya, de origen saudí.

Un seguidor del entonces presidente de Yemen, Ali Abdullah Saleh, agita un póster durante una manifestación para mostrar su apoyo en Sanaa el 9 de septiembre de 2011. REUTERS / Khaled Abdullah / Foto de archivo

La intervención del exiliado Ahmed Ali Saleh, si se confirma, podría cambiar el balance de poder una vez más después de una semana dramática en la que veterano Saleh abandonó a sus aliados hutíes, quienes respondieron matándolo y provocando enfrentamientos callejeros.

La guerra civil en Yemen, que enfrenta a los hutíes aliados de Irán que controlan Saná contra una alianza liderada por saudíes que respaldan a un Gobierno basado en el sur, ha provocado una de las peores crisis humanitarias del mundo.

Naciones Unidas (ONU) advirtió de una potencial hambruna que podría poner en riesgo la vida de millones de personas.

Saná, la capital de Yemen, estaba tranquila el martes después de cinco días de enfrentamientos y 25 ataques aéreos durante la noche. Aviones de asistencia de la ONU y la Cruz Roja aterrizaron en el aeropuerto, dijo el coordinador humanitario de la ONU en el país, Jamie McGoldrick. Se esperaba que el funeral de Saleh se celebrara el martes más tarde.

Países árabes, que mayormente apoyan al Gobierno respaldado por los saudíes, condenaron la matanza del exlíder y dijeron que su muerte podría causar una “explosión” en el país.

La muerte de Saleh, quien alguna vez comparó el gobernar Yemen con bailar con cabezas de serpientes, profundiza la complejidad de la guerra de muchos bandos.

Gran parte dependería de las futuras alianzas de sus seguidores, quienes habían ayudado a los hutíes, un movimiento insurgente chií, a tomar y controlar gran parte del país hasta que cambiaron dramáticamente de bando el sábado.

No fue posible verificar inmediatamente la autenticidad de la información sobre los comentarios de su hijo, un exlíder de los Guardias Republicanos, quien ha estado exiliado en los Emiratos Árabes Unidos, un país que respalda la coalición liderada por los saudíes.

“Lideraré la batalla hasta que el último hutí sea expulsado de Yemen”, dijo Ahmed Ali Saleh, según fue citado.

Con información de Reuters

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Publicidad

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*