Los hutíes dan un salto cualitativo y atacan una planta nuclear con un misil

Publicidad

El pasado 3 de diciembre los rebeldes hutíes anunciaron el lanzamiento de un misil de crucero desde Yemen contra una planta nuclear en construcción en Abu Dabi, según informó la agencia Saba. Los especialistas creen que el proyectil podría tratarse de una copia del misil Kh-55, vendido por Ucrania.

Las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) negaron que un proyectil hubiera impactado en el lugar de las obras. Además, la Agencia Nacional de Gestión de Emergencias aseguró que Baraka —el nombre de la planta nuclear— es “inmune” a los ataques ya que cuenta con la seguridad inherente a un “gigantesco proyecto nacional”.

Los rebeldes hutíes, apoyados por Irán, llevan varios años bombardeando el territorio de los países que integran la coalición árabe que interviene en Yemen con misiles balísticos. Según los especialistas que han visionado las imágenes del lanzamiento, el último ataque contra la planta nuclear pudo haberse realizado con un misil de crucero, informa Nezavisimaya Gazeta.

Según algunas estimaciones, tras la caída de la URSS, los funcionarios ucranianos vendieron sin control el legado soviético a terceros países, incluyendo China e Irán. Fue así como el país persa se hizo con su misil Soumar, una copia persa del Kh-55, capaz de portar ojivas nucleares de 200 kilotones a una distancia de 3.000 kilómetros. Los misiles soviéticos fueron vendidos a Irán a principios de siglo, un hecho revelado por el entonces ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Ivanov, y posteriormente reconocido por la Fiscalía de Ucrania.Ya para 2015, Irán presentó su Soumar, que se asemeja mucho al Kh-55.

A diferencia de los misiles balísticos, los misiles de crucero son más compactos y pueden ser transportados a Yemen con discreción. El reciente lanzamiento contra el territorio de EAU es visto como un mensaje a los enemigos saudíes. Ante esta situación, la monarquía árabe se podría ver ante un difícil dilema: ceder ante las fuerzas proiraníes en la península y acceder a celebrar negociaciones de paz o prepararse para una escalada de los ataques con misiles con consecuencias impredecibles, concluye el artículo.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Publicidad

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*