Moscú denuncia presión de EEUU previa a aprobación de la resolución sobre Jerusalén

Publicidad

Antes de la aprobación por la asamblea General de la ONU de la resolución sobre Jerusalén tuvo lugar una presión por parte de Washington, declaró la Cancillería rusa.

El 21 de diciembre la Asamblea General de la ONU proclamó nula la decisión de EEUU de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

“La votación fue precedida por una presión descarada por parte de Washington directamente en la sala de la Asamblea General de la ONU, las amenazas de que los países que votasen a favor en un futuro se arriesgarían a perder el apoyo de EEUU”, dice el comunicado.

Antes de la votación, la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, advirtió que el Gobierno del presidente de EEUU, Donald Trump, trasladaría su embajada a Jerusalén sin importar lo que votara la Asamblea General.El 6 de diciembre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció su decisión de reconocer oficialmente a Jerusalén como capital de Israel y reubicar allí su embajada, tradicionalmente ubicada en Tel Aviv.

Israel considera Jerusalén su capital “única e indivisible”, incluidas sus zonas orientales y el centro histórico.La comunidad internacional no reconoce esta anexión y ve el asunto como uno de los problemas principales del conflicto en Medio Oriente que debería resolverse a través de un acuerdo con los palestinos que reclaman la parte oriental de Jerusalén.

Varios países de Oriente Próximo, incluida Palestina, advirtieron que el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel agravará el conflicto árabe-israelí y desestabilizará la región.

Por el momento, todas las embajadas extranjeras se encuentran en la ciudad de Tel Aviv, para evitar tomar parte en la disputa entre los israelíes y los palestinos.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Publicidad