Uber cambia sus políticas; se deslinda de cualquier daño a los usuarios

Publicidad

La compañía de transporte privado modificó sus políticas y ahora no se hará responsable de ningún  altercado que los usuarios puedan tener en sus unidades; la medida aplica para todos los países donde tiene presencia la empresa salvo China y Estados Unidos.

Luego de los numerosos casos de acoso, violencia, inseguridad y quejas por el alza en sus tarifas, Uber ha tomado una medida polémica al deslindarse completamente de cualquier responsabilidad sobre la seguridad de sus usuarios e incluso ha condicionado su servicio a cambio de que se acepten los nuevos términos.

En la nueva actualización de la app, la compañía señala explícitamente:

“Si usted no acepta estas condiciones, no podrá acceder o usar los Servicios. Estas Condiciones sustituyen expresamente los acuerdos o compromisos previos con usted. Uber podrá poner fin de inmediato a estas Condiciones o cualquiera de los Servicios respecto de usted o, en general, dejar de ofrecer o denegar el acceso a los Servicios o cualquier parte de ellos, en cualquier momento y por cualquier motivo”.

En el apartado de “Renuncias; Limitación de responsabilidad; indemnidad”, Uber apunta que  “no hace declaración ni presta garantía alguna relativa a la fiabilidad, puntualidad, calidad, idoneidad o disponibilidad de los servicios o cualquiera de los servicios o bienes solicitados a través del uso de los servicios, o que los servicios no serán interrumpidos o estarán libres de errores”.

En el mismo rubro aclara puntualmente que se deslinda de cualquier responsabilidad sobre los riesgos que podría sufrir el pasajero:

“Usted acuerda que todo riesgo derivado de su uso de los servicios y cualquier servicio o bien solicitado en relación con aquellos será únicamente suyo, en la máxima medida permitida por la ley aplicable”.

De igual forma, tampoco se compromete a resarcir daños sobre robos o cobertura por accidentes:

“Uber no será responsable de daños indirectos, incidentales, especiales, ejemplares, punitivos o emergentes, incluidos el lucro cesante, la pérdida de datos, la lesión personal o el daño a la propiedad, ni de perjuicios relativos, o en relación con, o de otro modo derivados de cualquier uso de los servicios, incluso aunque Uber haya sido advertido de la posibilidad de dichos daños”.

Inclusive, la empresa advierte que de aceptar las nuevas condiciones de uso ya no se podrá actuar legalmente contra la empresa.

“Usted acuerda mantener indemnes y responder frente a Uber y sus consejeros, directores, empleados y agentes por cualquier reclamación, demanda, pérdida, responsabilidad y gasto (incluidos los honorarios de abogados)”,

Finalmente, Uber se autodefine como una “empresa de tecnología”, no de transporte,  y que emplea a “contratistas independientes” que no están contratados por la empresa.

“Usted reconoce que Uber no presta servicios de transporte o de logística o funciona como una empresa de transportes y que dichos servicios de transporte o logística se prestan por terceros contratistas independientes, que no están empleados por Uber ni por ninguna de sus afiliados”.

Las nuevas normas aplicarán para todos los países donde Uber opera y ssus 633 ciudades, salvo en los Estados Unidos y China.

Con información de Black Magazine

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Publicidad