Cámara de Representantes renueva ley de vigilancia de gran alcance y rechaza protecciones a la privacidad

Publicidad

En Washington DC, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley el jueves con el fin de seguir otorgando al gobierno del presidente Trump amplias facultades para vigilar a extranjeros en territorio estadounidense.

El representante Buddy Carter sostuvo: “En esta votación hubo 256 votos a favor y 164 votos en contra. Queda aprobada la medida. No hubo objeciones, queda planteada la moción de reconsideración”.

Un total de 65 representantes demócratas votaron junto a los 191 republicanos para aprobar el proyecto de ley que renueva el artículo 702 de la Ley de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera (FISA, por sus siglas en inglés). Entre los representantes que apoyaron el proyecto de ley se encuentran legisladores demócratas de alto rango como la líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Quienes critican a la ley señalan que permite a la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos recopilar las comunicaciones personales de los estadounidenses sin su conocimiento o consentimiento, siempre que al menos una de las personas de la conversación sea extranjera. Esto significa que millones de ciudadanos estadounidenses se verán afectados por la medida. Las siguientes son las palabras del representante demócrata de California Ted Lieu.

El representante Ted Lieu dijo: “Espiar a extranjeros sin respetar la Constitución está bien. Espiar a estadounidenses sin respetar la Constitución no está bien. La Cuarta Enmienda no tiene una llamada que diga que nuestras agencias de inteligencia no deben respetarla”.

Durante el debate del jueves, los legisladores rechazaron una enmienda de privacidad que habría exigido a los funcionarios obtener órdenes judiciales para acceder a gran parte de los datos recopilados por la Agencia de Seguridad Nacional. Mientras tanto, el Presidente Trump generó confusión antes de la votación al tuitear comentarios críticos sobre la ley FISA al decir que se había usado “durante el gobierno anterior para vigilar y atormentar intensamente a la campaña de Trump”. Trump se estaba refiriendo a una afirmación infundada que realizó en marzo acusando al presidente Obama de haber intervenido sus teléfonos. El jueves, Trump se desdijo y tuiteó en apoyo a reautorizar la FISA después de haber recibido llamadas de varios republicanos.

Con información de Democracy Now

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Publicidad

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*