Sin tregua: así se prepara EEUU para una guerra subterránea en Corea del Norte

Publicidad

El Ejército estadounidense sabe que Corea del Norte no es un enemigo cualquiera y se prepara para una guerra subterránea sin cuartel en su esfuerzo por ofrecer al presidente norteamericano, Donald Trump, opciones militares contra el país asiático, publica el periódico NPR, que cita a fuentes militares de EEUU.

Y es que Corea del Norte está atestada de miles de búnkeres y de túneles como un queso gruyer. Muchos de ellos cruzan la frontera con su vecino del sur y llegan casi hasta su capital, Seúl. Otros atraviesan el país a cientos de metros de profundidad y son ideales para esconder tropas y artillería, además de armas químicas, biológicas y nucleares.

Según las fuentes consultadas por el medio, el Pentágono está comprando equipos especiales para operaciones bajo tierra. Eso incluye radios, lentes de visión nocturna, sopletes y corta pernos. También equipamiento para cruzar ríos en caso de que sus soldados no puedan vadearlos. De ahí que el Ejército haya desarrollado una unidad de asalto basada en el tanque Abrams que incluye un puente extensible de 18 metros.

“Hay unos 5.000 túneles de esos. (…) Creo que [los entrenamientos] son necesarios no solo para las tropas de Estados Unidos, sino también para las surcoreanas”, señala Dave Maxwell, un coronel estadounidense retirado que sirvió en Corea.

Los militares de Estados Unidos llevan años alertando de las dificultades que entrañaría una guerra con Corea del Norte por su culpa. El exsecretario de Defensa Donald Rumsfeld ya se refirió a los norcoreanos en 2001 como “constructores de túneles de primera categoría”. Y no es para menos. Las bombas y los misiles que el Pentágono lanzase sobre el país asiático serían inútiles contra esos túneles. Estados Unidos y su socio surcoreano saben que cualquier acción militar contra Pyongyang implica una guerra subterránea sin cuartel.

De ahí que el Ejército norteamericano, que cuenta normalmente con un par de brigadas especializadas en guerra subterránea, esté ahora entrenando a más y más batallones de este tipo. Las cifras de soldados son datos clasificados.

La urgencia de preparar al Ejército de EEUU para este tipo de eventualidades parece ser cada vez mayor. Máxime cuando la retórica de ambos países lleva tiempo sin ser la que se debiera esperar en un ambiente de distensión e, incluso, haya empeorado durante las últimas semanas.El secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, le quita hierro al asunto e insiste en que son la diplomacia y las sanciones la base en la que se sustenta la estrategia estadounidense. Pero durante una conferencia del Ejército en otoño de 2017, Mattis señaló que las Fuerzas Armadas debían estar preparadas para cualquier escenario.

“¿Qué nos depara el futuro? Ni ustedes ni yo mismo lo sabemos. Así que lo que tiene que hacer el Ejército estadounidense es estar preparado para asumir cualquier opción militar que pueda serle útil a nuestro presidente llegado el momento”, señaló entonces Mattis.

Mientras tanto, Corea del Norte y Corea del Sur acordaron reanudar las negociaciones militares para reducir la tensión en la frontera. La discusión del programa nuclear de Corea del Norte y su arsenal de armas, cuyo único objetivo es EEUU, tendría un impacto negativo en las relaciones intercoreanas, dijo un funcionario norcoreano mientras terminaba las conversaciones con Seúl.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Publicidad

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*